Fundación Impulso de una nueva vida diciembre 2019 - Fundación Impulso de una nueva vida

La Gratitud

La gratitud tiene que ver con el ser positivo,  con  vivir agradecidos  por la propia vida ya que, gracias a que la tenemos, podemos llevar adelante toda situación que se presente. Uno no agradece el dolor, no agradece tener problemas que resulten en conflicto, uno agradece cuando ve en el problema la posibilidad de hallar luz, es decir una solución, una respuesta. Si entendemos que el Amor es el camino a seguir, que es servicio, y vemos que estamos en un mundo tan desarmonizado, desorganizado y egoísta, daremos gracias por estar en el lugar en donde el Amor es necesitado, dando así sentido a nuestra vida.  Entonces podemos vivir agradecidos a través de las obras, de los hechos,  prestando atención constante  a nuestra  propia conducta para  ir superando nuestras limitaciones y lo que esté en nosotros que  pueda  dañar a los demás o contribuir a este desorden que  observamos hacia afu ...

La escuela de la Vida

Repetir vidas egoístas nos lleva a generar deudas No venimos a la escuela a divertirnos, a pasarla bien, a vivir nuestra vida sin que nos interese nada más, venimos a aprender lo que la vida nos enseña y también a dar, porque así se crece. Cuando no estamos haciendo esto todo el tiempo que debemos, generamos deuda. Cuando volvemos a nacer, esto genera determinadas condiciones que no son las más luminosas y apropiadas para nuestros vehículos de expresión, tanto en lo físico como en nuestra inteligencia y estabilidad emocional. Es mucho lo que afecta el desviar la energía que viene para alimento del espíritu  hacia fines egoístas solo buscando una mejor vida. El pensamiento de muchos es que  a la vida hay que  disfrutarla, no se sabe cuánto dura, entonces parece que hay que vivir  de fiesta. Obrar de manera egoísta trae sus consecuencias. Saber que hay ...

Ser uno con el Todo.

Todo se consigue con trabajo, y con trabajo conseguimos despertar para tener más trabajo. Cuando como individuos estamos creciendo interiormente para liberarnos de la cruz -el defecto- que nosotros mismos hemos construido, comenzamos a perderla y llegamos a morir en ella para nacer en la virtud. Cuando nacemos en la virtud se nos encomienda el cuidado de muchos alumnos, dejamos de atendernos solo a nosotros y comenzamos a atender la necesidad de lo demás. No crecemos para liberarnos de todo tipo de compromisos y entrar en vacaciones eternas, el compromiso es eterno, y es un gozo. Hay que vivirlo para entenderlo, es un gozo sentir ese amor que crece en el otro. Desde el yo inferior el único gozo es cuando lo sentimos nosotros y lo que siente el otro no nos preocupa mucho. Cuando salimos de ese yo inferior y nos vamos acercando más a la esencia, comenzamos a ...

WhatsApp chat